Testimonios

Tatiana Molina, es de mi grupo hoy quiero presentarles un ejemplo de perseverancia!!!

Tatiana llegó a mi grupo cuando tenía 26 años tenía un  problema severo de acné y llegó por las continuas invitaciones de mi esposo que también hace el negocio conmigo, yo en ese momento no tenía la dicha de manejar este sistema que hoy manejo por Internet   y debía invitar  a las personas que yo quería que participaran; entonces, Tatiana me pareció que era una mujer a la que debía ayudar.

Primero empezamos con su problema de acné; luego algunos problemas digestivos presentados en consecuencia de los varios remedios que tomaba para curar su problema  al enamorarse de los productos decidió comenzar a venderlos hoy es BRONCE SUPRIME y vive en EEUU, este negocio le ayudo a llegar con ingresos y abrir mercado allá, también se caso y vive muy feliz hoy tiene 38 años.

Entrevista con Tatiana  Molina 

Tatiana Cuéntanos como llegaste a SEYTU de OMNILIFE:    

Llegue a omnilife por la continua invitación a conocer los productos de belleza, alguien me había dicho que me regalara la oportunidad de entrar a conocer los productos pero no me sentía muy segura de querer entrar, quizás porque pensaba que era necesario comprar y en esos momentos no contaba con los recursos para permitirme que algo me gustara o algo me llamara la atención. Después de tener meses de insistir yo accedí y tome la oportunidad de escuchar y de preguntar, que eran y para que servían.

Cuál fue tu primer problema tratado:

El primer problema tratado y resuelto fue una situación de piel llamado Acné. En los primeros 17 días de aplicar y tomar el producto se asomaron los primeros cambios. El acné encendido e inflamado que tenía en mi piel comenzó a disminuir, yo venía padeciendo de acné desde mis quince años y con el paso del tiempo se hizo más constante, casi a diario tenía inflamaciones no importaba si era o no el mes de la menstruación, si había o no ingerido  alcohol, si había comido chatarra en la calle, no importaban los cuidados, ni los maquillajes, ni las cremas caras o baratas, el acné era parte de mi diario vivir y con el que al parecer, debía acostumbrarme a convivir.

Los primeros cambios los noto una compañera de trabajo, me dijo textualmente: Lo que compraste de Omnilife te está funcionando. “Tu cara tiene un aspecto diferente, se ve limpia,

sin inflaciones grandes, parece que tu piel se está sanando”.

Que haz hecho para superar cada una de las barreras que se te ha presentado con el negocio de SEYTU- OMNILIFE

La única forma que yo encontré para superar los obstáculos que se han presentado en este camino han sido anclar mis sueños de libertad financiera a los concursos que constantemente lanza omnilife para los distribuidores. Para mi esta es la manera más sencilla de crear un hábito de constancia, de crear una hábito de frecuencia y compromiso.

Evidentemente tuve que aprender a manejar, tuve que responsabilizarme de las cuentas de crédito y generar ingresos para pagar mis gastos, tuve que lanzarme a crear clientes interesados en mis productos.

En crear contactos que no fueran solamente las personas de mi círculo familiar y de mis conocidos, hacerme amiga de los desconocidos y crear una cartera de clientes, tomarme el producto y mostrar con veracidad un resultado, pues esto de contagiar no es tan fácil cuando no se usa el producto diariamente. Desarrollar esta actividad como un negocio serio y no como pasatiempo ha sido consecuencia de una transformación, la cual está en una permanente evolución.

En donde te encuentras hoy con la Compañía:

En la escala de crecimiento de omnilife soy Bronce Suprimen. Tengo una estructura de personas que son consumidoras del producto. En su mayoría los consumidores son mujeres,género un cheque de 300 a 400 dólares mensuales, en ganancias por ventas directas estoy entre los 1.500 a 1.300 dólares.

Nota* : Los resultados pueden varias de persona a persona dependiendo de su dedicación y esfuerzo con que lleven el negocio.

Tatiana Molina